Si bien ya lo conocía con antelación, no fue hasta el pasado Congreso Español de Criminología celebrado en Granada el pasado año que tuve la ocasión de ver en persona a Juan Ángel Anta. Aprovechando que estuvimos varios días hospedados en la ciudad, fueron diversas las ocasiones que tuvimos para charlar tanto de la situación de la criminología, como de nuestras perspectivas personales. Supongo que porque ambos hemos tomado caminos similares (en su caso, con una experiencia y un bagaje mucho más amplios) nos identificamos con lo que hace cada uno, y siempre que veo que avanza con su Grupo Detecta me alegro mucho de ello. Si estáis interesados en el mundo de la identificación de emociones, el análisis verbo-corporal y la detección del engaño (desde una perspectiva científica) no dudéis en visitar su página web.


Me interesaba hacerte esta entrevista porque eres de las pocas personas que conozco que en cierto modo ha ido impartiendo formación de manera independiente. Aunque habitualmente siempre has tenido a alguna institución detrás que te ha dado ese soporte, recientemente te has animado a impartirlo sin una universidad o centro educativo mediante ¿Crees que es posible hacer formación de este tipo de manera regular?

Depende de la regularidad con la que lo quieras impartir y de lo honrado que seas. Y me explico.

Con respecto a la REGULARIDAD: Para tener un “producto” (cursos) de calidad de este tipo, de Análisis Verbo-Corporal y Detección de Engaño, tienes que tener un background importante, esto incluye además de conocer lo que pasa en el mundo sobre tu área de conocimiento, hacer tus propias investigaciones, formarte continuamente, y si es posible, ponerlo en práctica. Todo esto conlleva dedicar una cantidad importante de tu tiempo que habría que restar del tiempo necesario para realizar los cursos, implementarlos e impartirlos, por lo tanto, ahí tenemos una importante limitación a la regularidad. Yo prefiero hacer cursos de más calidad, menos veces al año. Por otro lado, se puede dar la circunstancia de que tras diversas investigaciones, hayas obtenido información valiosa y útil que implementas en un curso, y lo quieres dar a conocer lo más posible, ese curso es bueno pero si te surgieran cursos cada semana durante, pongamos 2 años, estarías 2 años sin poder apenas realizar otra cosa que no fuera formar, por lo tanto si quieres una alta regularidad de formación, debes sacrificar otras áreas como investigación, desarrollo, implementación, etc…, es una buena alternativa siempre y cuando nos fijemos un tiempo limitado de formación con esa intensidad, para posteriormente volver a invertir tiempo en I+D+I.

Y con respecto a la HONRADEZ: Pues depende de si el enfoque es que la formación sea un sacadinero, o por el contrario, consideras que la formación es un vehículo que te permite expandir, contrastar, testar y aplicar los conocimientos que has adquirido. El sacadinero puede vender formación (aunque sea humo) una vez a muchas personas y tener una alta regularidad de formación durante un periodo de tiempo importante (estamos muchas personas en el mundo y si el envoltorio es bonito, es fácil que piquemos la primera vez), ¡hombre! es cierto que cuando después comparan con otra formación similar, se dan cuenta de qué es qué, pero hasta entonces crea mala imagen, (no sólo la suya sino la de la ciencia o técnica que dice representar), flaco favor le está haciendo a las personas/profesionales que quieren formarse en esta área, y menos favor aún nos están haciendo a los profesionales/técnicos honrados que trabajamos en la misma: Alta regularidad+curso poca calidad+mala imagen.

Una de las cosas que más me ha llamado atención y que incluyes en el curso mencionado es lo que habéis llamado el “Pen-drive de Formación”, que habéis elaborado entre Grupo Detecta y Deustotech. ¿Qué contiene y cómo surgió la idea?


Es un pendrive que consta de varios apartados: un primer apartado en el que se explican las diferencias entre pares de emociones parecidas, por ejemplo en: alegría-arrogancia, tristeza-sorpresa, sorpresa-temor, etc… aparecen dos rostros, uno al lado del otro mostrando las emociones y se oye un audio en el que se explican las diferencias, de esta forma las personas pueden ver los rasgos faciales significativos que diferencian una emoción de otra.


Otro apartado es para identificar microexpresiones, es decir emociones faciales que suceden en una fracción de segundo, pueden practicarlo a diferentes velocidades, lento-normal-rápida, y tanto de frente como de perfil. Aquí nos aparece el rostro de una persona en una posición neutra y cuando clicas sobre ella muestra una emoción en una fracción de segundo, tú tienes posibilidad de elegir entre 11 emociones y si no la identificas puedes marcarla como ns/nc. Hay un apartado de práctica en el que puedes fallar las veces que sean hasta encontrar la respuesta correcta y después un apartado de examen, en el que marcarías cada respuesta y al finalizar el examen te aparecerá un gráfico con los aciertos, los errores y dónde has acertado y errado.


Un tercer apartado es el de identificación facial de indicios de emociones, esto quiere decir que se practica la identificación de cada uno de los rasgos de las emociones de forma independiente, me explico con un ejemplo, la alegría se muestra en la cara en las patas de gallo, los ojos achinados, la elevación del músculo cigomático y la sonrisa en la boca, en esta emoción el alumno tendrá la posibilidad de ver sólo la sonrisa sin que el resto de la cara cambie, o sólo el achinamiento de los ojos, y así sucesivamente, ¿Por qué? Porque algunas veces al observar las emociones de los demás, si estos las quieren ocultar, no realizan el movimiento completo pero su cuerpo (cara en este caso) sí realiza alguno de estos indicios que nos indican qué emoción está sintiendo (sin ellos querer hacerlo) y en otros casos, nos indicarían el comienzo de una emoción que posteriormente se desplegará con mayor amplitud (el enfado comienza con unos labios apretados, o una mandíbula apretada o un movimiento de cejas hacia el centro y hacia abajo que posteriormente se convierte en una cara de enfado, puños apretados y agresividad verbal y/o física).

Hay un cuarto apartado en el que una pareja de actores interpretan una situación (un video de 1 minuto aprox) y los alumnos deben identificar las emociones que muestran cada uno de ellos. Pueden parar el video cuando quieran y tienen posibilidad de marcar qué emociones han detectado (de las 11 con las que trabajamos nosotros) y en qué parte de la cara lo han hecho (frente, ojos, boca,…). Una vez finalizado el análisis, les aparecerán 2 gráficos uno de la chica y otro del chico con el % de identificación que han realizado en cada uno y el % de acierto.


Y finalmente hay un caso real de Charles Manson, el cual muestra diferentes emociones y hay que identificarlas, de igual forma, está el video, se puede parar cuando se quiera y marcar la emoción que se cree haber identificado. En este caso, se tiene la posibilidad de, si no se terminan de identificar todas las emociones, pulsar el botón de SOLUCIÓN y ver cuales faltaban por reconocer.

Esto surgió porque veía que en los cursos que impartía, una vez que se terminaban, que las personas/profesionales/alumnos no tenían la posibilidad de continuar practicando la identificación de emociones, y esta formación es igual que cualquier otro aprendizaje, si no se practica se va perdiendo y si se practica, se puede mejorar mucho. Yo tenía un CD para practicar de Paul Ekman parecido a este mío pero era antiguo, con fotos en vez de videos, con 7 emociones en vez de 11 y sin la dramatización ni el caso real, y además hoy en día si quieres practicar la identificación de emociones tienes que ir a una web, pagar un dinero al mes, año,.. y puedes entrar en esa web para practicar la identificación de emociones, pero mi idea era que los alumnos tuvieran algo con lo que pudieran practica las veces que quisieran sin pagar cada vez por ello (pagan sólo una vez por el pendrive) y a un precio muy, muy asequible, así que decidí hacer este primer pendrive con actores (que son los que aparecen en el pendrive) y le dimos forma de pendrive con la ayuda de Deustotech (área tecnológica de la Universidad de Deusto) para implementarlo todo en un programa informático. Este pendrive NO lo vendemos a todo el público, lo vendemos sólo a aquellas personas que realicen un curso con nosotros. ¿Por qué? Porque para poder trabajar con ese pendrive creemos que es necesario que tengan una mínima formación en Análisis Verbo-Corporal, vuelvo a lo de la honradez, no queremos sacar dinero vendiendo pendrives, queremos venderlos a aquellas personas que creamos que le van a poder sacar rendimiento y para eso hemos decidido que ya que hemos creado nosotros este pendrive, nadie mejor para decirles como optimizarlo, ¿no?.

En Anomics aspiramos a que los cursos que damos actualmente traspasen la barrera online y tengan una parte semipresencial. En tu caso, siempre que has impartido formación ha habido una parte presencial ¿Crees que la formación online todavía tiene límites? ¿Es posible que el aprendizaje sea del mismo nivel en todas las materias?

Sí. Creo que hay determinados aspectos del aprendizaje que necesitan del contacto personal con el profesor/experto/técnico. En cirugía se puede enseñar a intervenir en el estómago de una persona con videos y explicaciones vía online pero qué duda cabe que si esa persona puede practicar sobre un cadáver, o viendo in situ la intervención de su profesor, la experiencia será más enriquecedora, y hay ciertos matices que no se pueden apreciar bien por una pantalla. Hay ciertos aspectos que se pueden llevar a cabo con las nuevas tecnologías, y que gracias a ellas puede llegar a más personas que están más alejadas, como el acceso a la teoría, videos didácticos, imágenes y audios, pero hay otros aspectos (practicar una entrevista, observar cómo se mueve la persona, su rostro, el tono de su voz,..) que por mucha calidad que tengan las pantallas y las conexiones, siempre es mejor en contacto directo. Otra característica importante de la presencialidad es la INTERACCIÓN, en dos facetas, una cuando tienes que interactuar con los demás, por ejemplo en un ejercicio (ROLE PLAYING) en el que tengas que estar prestándole atención a toda la comunicación que despliega otra persona, siempre es mejor hacerlo de forma presencial, y la otra es la interacción entre el profesor y tú, sus correcciones en el momento. Por ejemplo, si no estuviera de forma presencial con los alumnos, no podría pasear entre ellos cuando están haciendo role playing y corregirles o ayudarles en el momento, algo que veo bastante difícil de hacer a través de una pantalla.

Creo que una de las ventajas que proporciona la formación semipresencial es que la parte más teórica del aprendizaje se puede estudiar íntegramente a distancia, y se puede aprovechar la parte presencial para hacer actividades más enfocadas al role-playing u otras donde se trabaje de manera más práctica y enfocado a la participación activa del alumno. ¿Crees que es la mejor opción?

Efectivamente, estamos completamente de acuerdo en este punto. Si queremos aprovechar ambos tipos de aprendizaje (a distancia y presencial) llegando a más personas y manteniendo el contacto personal y directo con ellos en los apartados prácticos, la semipresencialidad (bien estructurada) nos puede dar lo mejor de ambos.

En tu caso, si tuvieras que impartir un curso online sobre detección del engaño, ¿apostarías por utilizar principalmente material audiovisual, o apostarías por el escrito?

No haría un curso únicamente online, ya nos lo han propuesto varias veces y hemos declinado la oferta. De todas formas, si te refieres a que en un curso semipresencial en la parte online que primaría más, texto o audiovisual, la respuesta es: Una combinación de ambos. Texto, con la parte de teoría que sea necesaria, siempre hay estudios, investigaciones, datos que son escritos y necesarios para tener una buena base formativa, pero evidentemente habría una parte más importante de contenidos audiovisuales (estamos hablando de comunicación verbo-corporal). Sin olvidarnos de que la parte presencial es la que hará la diferencia significativa junto con la práctica continua de lo aprendido.

Vamos a cambiar un poco de tercio para centrarnos en tu disciplina. El otro día mientras hacía zapping caí en un programa en el que se dedicaban a interpretar alegremente las emociones de Asunta Basterra y de sus familiares a partir de una serie de fotografías. La cara que se me quedó al verlo fue de asombro, y sin embargo no es la primera vez que veo que en televisión se dedican a realizar análisis verbo-corporales y identificación de emociones con tanta seguridad como arbitrariedad en el juicio ¿Crees que esta forma de mostrar tu especialidad te perjudica?

Nos perjudica a los que nos dedicamos a la comunicación verbo-corporal, nos perjudica a los criminólogos y casi te diría que como especie humana nos perjudica a todas las personas. Sacar conclusiones de la comunicación verbo-corporal (o comunicación no verbal) de una persona a partir de una fotografía es como intentar adivinar los números que saldrán en la lotería primitiva, mera especulación. Nada tiene que ver con los profesionales de este ámbito y tiene más que ver con la necesidad narcisista de algunas personas de aparecer en los medios de comunicación, alentados a su vez por algunos de estos medios debido a la necesidad que tienen ellos de crear sensacionalismo y atraer una mayor cuota de pantalla, algo en lo que los profesionales de cualquier profesión no deberíamos caer.

Si tuvieras que convencer a una persona poco crédula en torno al rigor científico del campo de la detección del engaño ¿Qué le dirías para convencerlo?

En la época de Aristóteles, éste demostró con cálculos que la tierra era redonda, sin embargo, más efectivo que los datos científicos, fue demostrarlo con el sentido común, y la forma de hacerlo fue con una simple pregunta que consiguió hacer patente lo que hoy es irrefutable: “¿Cuándo aparece un barco en el horizonte que es lo primero que se ve?”, la respuesta es evidente: “los mástiles con las velas”, por lo tanto, la Tierra tiene que ser redonda porque si fuera plana se vería el barco en su conjunto. Yo voy a intentar hacer lo mismo, y también con una única pregunta: ¿Entendíamos las películas de cine mudo cuando salieron?

Por lo tanto, la comunicación corporal (no verbal) no es que sea importante, probablemente es la base del resto de la comunicación, más importante es si se analiza de forma conjunta, no sólo la verbal, no sólo la corporal, sino ambas y teniendo en cuenta el contexto en el que se realizan, y desde luego, no se analiza en un momento puntual (fotografía) sino en un flujo continuo.

Y si ya nos metemos en el ámbito científico les recomendaría que leyeran algunos de los múltiples estudios o investigaciones que se llevan haciendo a lo largo y ancho del mundo con la intención de identificar aquellos indicios relevantes de la comunicación (verbal y corporal) muchas de las veces orientados a la identificación del engaño. Algunos de ellos de Paul Ekman, en los que se reconoce que se pueden identificar las emociones en los rostros de las personas sin necesidad de ninguna palabra y que estos son universales, otros centrados en la importancia de la postura corporal a la hora de negociar o entrar en confrontación, otros hablan de la comunicación paraverbal (cómo se dicen las cosas) y que indicios paraverbales tiene relación con un discurso falso o veraz, otros hablan de la comunicación verbal (qué se dice) y que indicios verbales tienen mayor presencia en discursos veraces y cuales en los falsos, e incluso nosotros hemos realizado varios estudios sobre la comunicación verbo-corporal y que indicios de ambas comunicaciones tienen mayor presencia en los discursos veraces, cuales en los falaces y qué número de indicios de ambos tipos de comunicación podrían ayudarnos a identificar un discurso verán de uno falso (estos datos con un poco de suerte aparecerán en una tesis que esperamos presentar a finales de este año 2015).

Se puede decir que Grupo Detecta es pionero en lo que a emprendimiento criminológico se refiere ¿Cómo ves el panorama en la actualidad? ¿Crees que el campo de acción sigue siendo tan difícil como años atrás?

Creo que se están dando pasos importantes para que la figura del criminólogo sea reconocida por las instituciones públicas y privadas como se merece. La creación de Colegios de criminólogos es una buena señal de ello. Creo que debemos de seguir insistiendo en que en determinados puestos de trabajo se incluya también al criminólogo (instituciones penitenciarias, política criminal, Juzgados, Fiscalías, ámbito victimológico, e incluso ámbito educativo,…por citar algunos de ellos). Y desde luego, creo que dentro del ámbito educativo (Universidades) se debería de apostar más por la inclusión de criminólogos como profesorado, no sólo aquellos que siendo titulados en otras áreas (psicología, derecho,..) después se han formado como criminólogos y continúan siendo profesores dentro de la criminología, sino también de nuevos criminólogos cuya carrera ha sido la de criminología.

El campo de acción es muy difícil pero a base de insistir y demostrar lo que un criminólogo puede aportar de diferente frente a otros profesionales, de hacerlo con calidad y siendo honesto, poco a poco vamos abriendo brecha. Nadie dijo que fuera fácil, pero si innovamos y lo hacemos de forma que sea útil a los profesionales y a la sociedad, habremos dado un gran paso hacia delante.


Muchas gracias Juanan, nos vemos en breve :)

Gracias a ti por tu interés y amabilidad, un fuerte abrazo.