El próximo mes de abril se celebrará el VI Encuentro de Representantes de Estudiantes de Criminología en Madrid de la Sociedad Interuniversitaria de Estudiantes de Criminología. En esta ocasión, será la Universidad Europea de Madrid la encargada de albergar este encuentro que ha conseguido conectar al colectivo estudiantil de los respectivos grados en Criminología que se imparten alrededor del territorio español.

En dicho encuentro estaba prevista la presentación en primicia de nuestra revista Criminología y Justicia Refurbished. Teniendo en cuenta los lazos que nos unen con estos encuentros, que varios de nosotros hemos podido vivir desde dentro ya fuera como apoyo a los estudiantes o como representantes estudiantiles, nos hacía especial ilusión presentar la revista, sus objetivos, su potencial y sus dificultades. Nuestra intención era no solo presentar la revista desde el mero emprendimiento, sino mostrar con números contantes y sonantes lo que suponía lanzar un proyecto criminológico como éste.

En el pasado EREC realizado en Murcia, los representantes de estudiantes de Criminología de la Universidad Europea de Madrid realizaron el vídeo de presentación de su candidatura para este sexto encuentro, y en él confirmaban que contarían con nuestra participación para el evento, con la previa y entusiasta predisposición a participar por nuestra parte, y con la aprobación de la asamblea. Tanto desde la representación estudiantil de la UEM como desde la propia SIEC se nos comentó de manera informal nuestra participación en el encuentro.

Sin embargo, el pasado 27 de enero Joaquín Gamero, uno de los encargados de organizar este VI Encuentro, nos comunicaba que desde la SIEC habían vetado nuestra participación atendiendo a que nuestra ponencia se desviaba de los fines de la sectorial de estudiantes por obedecer a una finalidad mercantil. Dicha negativa fue impugnada por el propio Joaquín Gamero y Julia Liñán, a quienes de antemano agradecemos su apoyo, y que recibieron como respuesta un escueto comunicado de apenas dos párrafos en el que se remitían a que nuestra ponencia obedecía a fines mercantiles.

Dicha respuesta nos resulta cuanto menos chocante y difícil de comprender. En primer lugar, creemos que se está confundiendo el hecho de que Criminología y Justicia se constituya como una empresa, algo que nunca hemos escondido y en lo que precisamente somos bastante claros, a diferencia de algunas asociaciones e instituciones supuestamente sin ánimo de lucro que se constituyen y se organizan en base a intereses personales y con fines más mercantiles que los que podamos tener nosotros. Es como si a Change.org, que es una empresa de carácter social, se le negara el derecho a impartir una charla sobre los beneficios de su plataforma en el activismo social por el mero hecho de ser una empresa.

En segundo lugar, porque nuestra naturaleza empresarial no significa que nuestra intención con la ponencia fuera precisamente dedicarnos a vender revistas a los estudiantes como si no hubiera un mañana, pues se da el caso de que una gran parte de ellos ya son suscriptores, y porque tampoco era nuestro deseo publicitarnos, más bien nos apetecía compartir e intercambiar opiniones al respecto de la complejidad que tiene lanzarse al vacío con una fórmula diferente de exposición, transmisión y concepción de la Criminología. En definitiva, no hay que confundir un negocio con la mercantilización.

Lanzarse al vacío y crear una publicación que sea independiente y que pueda aglutinar a todas las personas ajenas al mundo académico es una tarea sacrificada y cara; el proceso de edición, gestión, maquetación y distribución de una revista requiere de un esfuerzo físico y económico propio de cualquier organización normal, algo, a su vez, normal y lógico en cualquier emprendimiento que no florezca gracias a subvenciones públicas. Es esto, la experiencia de crear algo, junto a un aviso de que nada llega si no es con esfuerzo, trabajo y sacrificio personal, de lo que queríamos charlar en los jornadas de la que hemos sido vetados.

Además, teníamos intención de explicar por qué creemos que crear un journal fuera de los límites académicos cumplía una función de expansión de la Criminología a través de las investigaciones independientes, donde aquellos y aquellas que no pueden acceder a un espacio de investigación en las universidades tengan un lugar, un incentivo, para no dejar atrás su deseo de construir y publicar conocimiento.

Sea como fuere, sabedores de las dificultades para organizar un encuentro así, pusimos todas las facilidades posibles, comentando que si era necesario haríamos frente a todos los costes que suponía el viaje, y exponiendo en un documento la finalidad de nuestra charla.

Somos conscientes de lo que significa ser independientes y críticos: no estamos aquí para hacer amigos, sino más bien para lo contrario. Sabemos que eso puede levantar ampollas, y sabemos la incomodidad que estamos generando y que en realidad no ha hecho más que empezar. Entendemos que ese es nuestro papel, y como tal no tenemos intención de renunciar a él ni vamos a crear un holding asociativo para favorecer a nuestros intereses o boicotear algo por rencillas estrictamente personales. De hecho, nuestro ánimo de lucro queda supeditado a mantener esa esencia: o funcionamos de forma independiente, o no funcionamos. Entendemos que quizá, y decimos quizá porque no estamos en disposición de saber a qué obedece un veto tan falto de motivos por parte de la SIEC como éste, parte de esa incomodidad mencionada es la que haya podido contribuir a que finalmente no se haya aceptado nuestra charla.

Nuestra sensación es que desde SIEC se ha actuado de forma poco profesional, ya que en todo momento hemos tenido que enterarnos por terceras partes de nuestra no participación, y SIEC no se ha puesto en contacto con nosotros en ningún momento a pesar de nuestra disponibilidad no solo de dialogar, sino también de escuchar los motivos por los cuales nuestra charla no encajaba en el encuentro. Debido a ello y hasta que se nos aclare algo al respecto, no nos sentimos con ánimos de colaborar con la SIEC en futuros proyectos que pudiera haber en común.

Debemos dejar claro aquí que tanto desde la Universidad Europea como por parte de los representantes de estudiantes de criminología de esta misma universidad se ha recibido en todo momento su apoyo y una predisposición absoluta a que asistiéramos al encuentro. La negativa procede, exclusivamente, de la junta directiva de la SIEC.

No queremos terminar sin manifestar lo apesadumbrados que nos sentimos por tener que comunicar algo así. A pesar de ello, nosotros vamos a seguir trabajando como siempre para acercar a la gente una forma alternativa de entender la Criminología.



Firmado:

Jose Manuel Severa.

Guillermo González.

Antonio Silva.